encuentro entre pares… mujeres

Interesante el vuelco y cambio de rumbo… aunque siga siempre en la vida.

Recién me di cuenta cual había sido el problema de mis contracturas… de mis miedos más fuertes.

Si miedos…

Claro me quiero nombrar y seguir siendo la que era… y ya no lo soy.

Ya no me hace falta redefinirme, ya no necesito contar todo aquello que hoy conté a gente que no me conoce… claro quería ponerlos al tanto de mi historia…. De mi papel.

Pero recién veo que no tengo que gastar cantidades ingentes de energía en eso.

Ya soy otra… una mujer abierta consciente y decidiendo momento a momento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

Transformación y alquimia cotidiana

Estados de “escorpio”… tiempos oscuros y no tanto…

Aprendí a salir a valorarme…

Los tiempos son geniales, las experiencias me asombran y me siento ciudadana del cosmos.

Me pasan cosas de lo más desopiladas… lo cual me muestra lo lindo que es vivir acá… y ser llevada por la vida.

Fluir, me decía mi psicóloga.

Yo voy por las experiencias que me parecen acertadas y las no tanto.

Los alumnos se fueron y eso me alivia, aparecen muchos ojitos que me miran… a los cuales ni sé quiénes son. Mi alma, mi ser solo sigue y enseña línea, para  los marcianos y muestra como Marte es habitable. Locuras, noticias de las cuales me lleno momento a momento.

Si, mis experiencias de “incide”, de volar con la información, me acompañan.

Es raro vivir acá en Buenos Aires y pensar en ir a Marte, en ser abducida, en pensar los objetos “opars”, en saber que no estamos solos acá. Pienso y escucho información acerca de la percepción y del tiempo, espacio y demás categorías inventadas por la modernidad… recuerdos del moño filosófico que tanto me constituyó.

Y sigo dándome cuenta del verso del tiempo y espacio.

Enterarme que el tiempo en general es solo un producto de la manera holográfica de ver la realidad… y como compatibilizar esto con mis negritos de la villa… de la vida… mi abuelo y mi abuela en esa locura de no hablar y yo pensando las logias masónicas…

La menstruación, la pastilla del día después… el olor fuerte de mujer… la ausencia de otras cosas… las mañanas despertando y sabiendo que no pude descansar… trenes, ´plata…

gustos de arroces diferentes… no pintar… escuchar… y para la vida solo sentir que soy canalizada…

Y claro, a veces me va para la mierda, como este “6° grado… nuevo” donde la villa cala muy hondo.

Mis pensamientos, mis búsquedas me llevan a seguir caminando y sigo y sigo , sin darme cuenta de todo lo palado hasta aquí.

Quizá tenga una vida nueva, ideas nuevas, cariños a rolete para mis hijas… y esto de que lo de antes ni figura.

Las páginas de citas ni aparecen, los hombres solo me son entes estudia-bles, ni entrañables ni acerca-bables.

Es lindo saber que soy libre de muchísimas cosas, de las harinas, de los hombres, de la plata desde hace ya un tiempo, de cualquier cosas que pueda sentirme en necesidad… ésta no existe …

solo está originada por el ego.

Este bicho que me hace surcar los mares es de lo más loco. El ego.

Me ensalza con las virtudes …me duerme en los laureles de ser especial.

Nada de todo esto es real. Solo vivir sin más, amar a mis hijas, acariciar sus caras y sentir sus luces… que más hace falta?

La emoción me atraviesa ya… un poco violentamente si lo sé…

Soy pura vivencia de todo lo que me ocurre.

No sé donde terminaré, ni donde iniciaré… solo seguir pasito a pasito todo este recorrido … bíblico?.

La mujer salida de la costilla parecer ser inacabable.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Finales de abril

Desde un principio, comparar con el año pasado, es un contraste importante.

Quizá deba aclarar que fallecido mi padre, comienzo una manera nueva de vivir, aunque sé firmemente que desde hace ya mucho tiempo, solo quiero hacer mi camino.

El tema e historia consternante, de mi relación con un padre que se hizo siempre el tonto, ya se terminó. Registré… en el lecho de su muerte, que un camino se abría,  y aunque parecía de sangre, no lo fue.

Lo que sobrevino, para mi sorpresa, fue una apertura y claridad acerca de muchas cuestiones.

Dejé de “chuparme el dedo” en varias cosas, enfrenté desde mi ignorancia, situaciones de lo más novedosas, si claro, a cada vuelta de esquina, puede que mi interior rememore la facilidad de refugiarme en alguien que me salve, me sostenga, me arrope.

Igual, como todas las características típicas de una tragedia griega, descubro que soy perseverante, idealista, legalista, estricta, fuerte… y creativa.

Luego de codearme solo con compañeras de líos citadinos… descubro que está bueno tener amigas, charlar con semejantes, conocidas desde hace muchos años, cuando yo solo era la sombra de aquel hombre…

Así pasan mis días, aunque realmente ya no los veo pasar, ni me falta el tiempo, ni me sobra. Cada momento es creativo, hago cosas, que hasta el momento no he hecho. Recuerdo comidas que hace mucho no hacía… pinto cuadros que tenía inconclusos… organizo los rincones de mi casa, de mi pasado.

Así es que las locuras, los miedos, los dolores se me re-presentan en la cabeza, me descubro sintiendo tantas sensaciones viejas!, que no puedo creer el poder que tiene la propia historia, aunque sea aquella historia tan coja, tan restringida a un par de leyes infantiles.

igual… por ahí  registro, no tan seguido, ideas que se transforman en caminos para desarrollarme.

Mmm Cuento un poco algunas llaves para caminar el sendero…

…cuando no sé qué hacer…

cuando no tengo nada en mi cabeza que me diga cómo resolver algo,

solo lo entrego al universo, e intento desentenderme del resultado…

Despacio, o no tanto, voy abriendo puertas que nunca pensé que me eran posibles…

Digo que no es tan despacio el velocímetro que experimento…

Hace unas semanas llegué a una pregunta.. no tiene importancia cual, solo era importante para mí, de acuerdo a mi historia, a mi situación actual. Me advirtieron que con solo plantearme la pregunta ya era importante.

Me consta que me la quise repetir interiormente, y no podía terminarla… mi “yo” respondía que era innecesaria, pueril, tonta, sin sentido, ya tengo la respuesta y no una, si no cincuenta!!!

Yo internamente paralizada, escuchaba mi cabeza decir tantas cosas! Que sospeché un poco… me propuse, entonces,  no buscar responder a mi pregunta, ya que se despertaba toda una artillería de respuestas, digamos, “espirituales”.

Sin responderme internamente nada, solo me pregunté lo que me necesitaba preguntar. Luego me escuché la respuesta. Solo entendí que era miedo.

Ya no recuerdo en donde escuché que el miedo no es el único motor para actuar, es más, no tendría que ser el único detonante de nuestra vida. Si solo hago o no hago por miedo… donde está el desarrollo personal?, mi capacidad de diseñar estrategias? de discernimiento, de muchas cosas más…

Ni hablemos de darle el poder al otro… que todo miedo busca castigo… bueno un sinfín de ideas ya un poco de jardín de infantes.

Al otro día de haberme preguntado claramente mi cuestión interna, y haberme respondido sinceramente, ya estaba en situaciones donde esa respuesta no tenía cabida, era como preguntar el estado civil del número 5.

He aquí otra llave-cita, no tomarse tanto en serio… porque puede que no tenga sentido real.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

sentires regocijantes…

La satisfacción.

El logro, la llegada después de una carrera, el éxito… el haber positivo, arriba hasta aquí.

Aquí.

Ya llegue… llegamos.

Que es este lugar?, como puedo denominar a este espacio de metas alcanzadas, de objetivos resueltos, de miradas regocijantes.

Mis productos y yo reímos, tranquilas nos movemos por el presente más inmediato, por el futuro condensado en una mirada, con la tranquilidad del sí.

Puedo. Si… estamos aquí en este presente de arreglos, negocios y afecto. Presente creado, creativo, creador.

Para mí, para ellas, mis hijas.

buscando menos

Vivir y sentir… opuestos?

Llorar

Llorar y saber que ya no hay que llorar.

Es tiempo de reírse, de carcajadas abiertas desde el alma… sin embargo solo me encuentro a solas llorando, angustiada, acongojada… me duele.

Vivir cada paso, a la noche me siento morir de dolor de alma…

Hace un tiempo creía que la soledad me lastimaba, ahora sé que no es así… sufro… porque siempre sufrí y no sé otra cosa.

Como animal de costumbre, paso cada experiencia por ese lugar ya cavado profundo en mi psique, me duele, sufro… y ahí me baño en aguas saladas…

Me pregunto, como suelo hacerlo con todo, estará bien llorar?… ahora?

Así? Tan sentido es mi llanto que no se qué pensar…

Quizá llore de más, quizá sea una respuesta automática… tanto fue el cántaro a la fuente… que al final se rompe..

Quizá sea automático esto de que ante cualquier circunstancia intensa… solo pueda llorar…

Solo llorar me sale ante el recuerdo de haber estado con él, aquél hombre que me acompaña…

Solo llorar puedo ante las palabras más importantes que cabe pronunciar: solo yo soy… y no hay nada que pueda hacer mal.

Viví muchas cosas feas… pero entiendo que lo peor es esta congoja ante lo verdadero, ante el camino a estrenar, ante lo incierto de la mano que se me estrecha… ante esos labios que pueden estar y no estar…

Si… la vida… el vivir la vida no es algo ya establecido, ni sucio, ni feo, ni conocido.

La vida parece estar iniciada con este aluvión de aguas saladas que producen mis lágrimas, mi sudor copioso, mi sensación de dificultad, mi pecho cerrado, dolido, asustado… violentado

Como no dañarse, como hacer algo que vaya a favor de mí esencia, de mis tiempos, de mí…

Nada… solo insistir en este punto…

Suspirar… respaldarme internamente.

Llorar a veces bendice… lava la mierda que mi familia me instaló a fuego… onda vaca del rebaño.

Ya sé que no importa ir sola, ya vi que no estoy sola… nunca lo estuve.

Mis conocidos aparecen maravillados de mis andanzas, mis parientes… hablan de mi pasado común con cariño, mis hijas… abren sus ojos al escuchar mis afirmaciones, mi hombre me trata amorosamente… casi  un milagro del espíritu.

La soledad que parecía ser un pecado mortal, terminó brindándome el espacio y el tiempo para que la vida se despliegue cual abanico chino, lugares de brillo, lugares de contraste.

Dominancias acuosas,  secas… que vendrá?

Cada vez que me quedo en silencio… sin hacer absolutamente nada… algo genial, estrepitoso, fresco, divertido… inusitado sucede.

Y esto me vuelve a hacer llorar…

Aprender inteligencia emocional control emociones gestion salud psicologia terapia lenguaje lagrima ojo llorar pupila parpados reir negatividad positividad positivo negativo pensamientos traumas miedos sentimientos relaciones

ser… solo ser

Hace un tiempo que no escribo…no sé el porqué…

Me saciaba hacer otras cosas, encargarme de rincones míos tirados desde hace años..

Mis aceres siempre fueron adulterados, motivados para desechar al más terrible de los infiernos… hoy, desde hace un tiempo…me respeto

Ya no importan esas palabras… es más, puedo cuestionarlas… modificarlas… aun sin ir tan lejos… solo puedo por hoy no obedecer… mas.

Ya con no asentir el más loco de los recursos, la más loca de las peticiones…

Ya con eso… siento el más absoluto y basto de los recursos… de los caminos…

No ir más allá… no adelantarme en absolutamente nada.. Con vivir este momento es suficiente, más q necesario y suficiente.

Solo me queda por ahí, digo, empujarme, o quizá solo tender, a no mirar más para atrás…

Queda lejos el recuerdo, el tiempo donde solo podía morirme de a pedazos… ya paso esa pesadilla, ya pasaron las inmediatas consecuencias.

Ya pasó.

Me asombra ver, vivir… este solo momento, donde puedo decir, listo con todo aquello y a la vez darme cuenta q me falta tanto.

Que solo me ocupe en obedecer… seguir la carreta de oro mentiroso y no vivir nada…

Pero ya todo este soliloquio pasó. Ante esta circunstancia quedo perpleja..Pienso… me pregunto “pero que hacia yo los viernes?” no lo sé… intento que no preocupe seguir algún rumbo… solo quiero respetarme… en principio no adulterarme, no violentarme… apoyarme desde adentro…

Suena raro, suena sin más q esto… pero me es valioso como el oro mismo que perseguí tanto por algún tiempo.

Ahora el oro, el plomo que alquímicamente tendré que trasformar… solo es dentro de mí, en mi conciencia.

Mi oro… que fue antes basura, es solo permitir lo que sea… ya no quiero ser mejor… hice tanto que me pasé… y pocas personas están a mi nivel… aunque suene pedante, arrogante, estúpidamente autosufienciente… soy consciente de cuanto recurso, relación forma de entender, percibir, asociar y negar está a mi alcance…

Pero esto corresponde a una forma de moverme tan inhóspita, tan terrible como superior… esta manera de ser tan negra, tan poderosa… ya, también, fue, no quiero seguir un camino que no complete la extensión total de mi ser… sea lo que este sea.

24656_561015023932980_985678092_n[1]

Hablar del espacio interno y del externo

Hace años encontré en Internet una meditación que se llama “curación mente –cuerpo de Oshos”  que allá por  el 2009 me decía “ahí donde esta tu cuerpo, está tu vida, y en ningún otro lugar”.

Esta es una bella y sabia afirmación, equilibra esta tendencia de irnos hacia adelante en el tiempo, que parecería ser igual en el espacio… y no.

Donde estoy, estoy… mi espacio actual no es algo que por pensar más allá, se altera realmente.

Siempre donde estoy es un presente rabioso y simple: es.

Puedo pensar el limite del territorio, del espacio en donde estoy…

dentro,

mi cuerpo,

fuera el espacio donde mi cuerpo habita,

la casa,

más allá el limite de la casa, fuera … lo colectivo, lo social… lo otro.

En algún momento del pasado yo estaba ahí,

en ese espacio que habité …

vivía en la calle Monasterio

.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este cuadro lo pinte entiendo en el 2005,

quize realizar una imagen que vi en sueños,

donde una pared era el telón,  y una rama que se contorneaba en ella.

No sabia que preanunciaba mi estancia en “(el) Monasterio”,

eran las paredes que separaban el adentro del afuera,

era el límite de lo que fue mi  territorio ahí afuera, mi casa.

Fue un sueño premonitorio: antes de siquira pensar en mudarme, soñe esta imagen…

que luego pude verla en la pared de la casa que habite por unos años.

Si me permito hablar de mi constitución como ser actual,

tendría que relatar que esta casa en particular, fue importante.

Realmente se trasformó en un monasterio interior… habitándola llegue a sentirme realmente una mujer arrinconada hacia lo peor de si misma.

La auto critica,

el descreimiento por la propia naturaleza,

el desconfío  acerca de mis capacidades como persona social, sensible, valiosa.

Lo primero que se percibe cuando se establece un territorio, es el límite….

Hasta donde se es capaz de tolerar… de viven-ciar.

El limite, como todas las cuestiones importantes de la vida, es interior.

El límite allá afuera… es un reflejo del limite interno.

Dentro solo me quedó lo critico nocibo, fuera de mí… la otra parte era lo sano, lo nutritivo.

Pero  esto último solo lo viví cuando traspasé el limite de Monasterio, y habité otra casa.

En este cuadro,

pinte este limite,

esta manera de limitar-me primero tomó la forma de una “pintura” ahí afuera… en un papel.

Pero siempre que se nos presenta algo así… frente a nosotros…  en realidad es nuestro interior.

Ademas es un sueño, es interno, creado por mí.

Haciendo uso de la mirada artística en este cuadro, sé que estoy ubicada dentro del limite.

Yo estaba ubicada adentro del territorio,

entonces así,

y solo así podía pasar a la construcción de un espacio interno.

Aparecía el “hasta donde”.

Immanuel Kant decía allá por el 1800, cuando se puede ver el límite, es que ya se lo a  sobrepasado.