Ser yo misma o habitar-me por lo otro?

Sin mucho que salvar… sin nada que me urja… así en soledad

Estoy… que no es poco.

No estoy triste… que es mucho ya…

No estoy nerviosa, no estoy con urgencia de cosas por hacer… aunque las tenga ahí…

Como estoy entonces?

Importante pregunta…

Sobre todo sabiendo que cuando me pregunto, ya sé  la respuesta.

Hoy, domingo a la tardecita…

No tengo idea de cuál sería la respuesta a mi pregunta… como estoy?

Como dice Chopra por allí… ¿habito más en la verdad?

Esta pregunta me clava en lo profundo… habito en mi verdad?

Donde estoy habitando ahora?

Me habito? O me dejo habitar?

Solamente tengo claro… que me habito yo sola, y nadie más.

Sigo recogiendo importantes respuestas…

Habito en mi verdad y no en alguna externa que me impongan.

“Estoy”… con independencia del “Ser”.

Aclaro, me aclaro como siempre, estoy ahora habitando mi vida.

No estoy “siendo” la habitación del otro…como si fuera mi esencia, mi ser. O sea no Ser yo misma.

Ahora no… estoy… y además el ser es mío, dispongo de él, al no tener habitantes externos… como en tiempos pasados.

Quizá sea importante este hecho, el día de hoy por lo menos, mi estar es en mí… sin inquilinos que se creen dueños.

Será muy intrincado lo que quiero expresar?

Seré oscura?

Puede que sí… pero soy, que no es poco. Soy yo.

aspen

Anuncios