Empoderarmiento

Bastante por ser un día, solo uno.
Fuimos con Elsmi a caminar por el río, caminamos un montón.
Hermosos los verdes, el aire, lo cercano de buenos aires. Es mejor estar acá, pero conservando aun aquella vivencia de Chile.
Es bueno volver y también estar en otro lado.

Me gustó mi centramiento, si es que lo hubo, aprendí a dudarme mucho de mis sentires. Mis emociones se estabilizaron, aunque mis miedos, va miedillos, aun siguen siendo un telón de fondo, de base a mi estar continuo.
Escuché y escuché muchas cosas que me vienen muy bien para mis búsquedas, pero también parar y estar allá, entre montañas incalculables, llena de sinsentidos metálicos y frívolos, fue genial.
Nada me importa, sé que puedo con muchísimas variables, siempre ese fue mi rol, arreglármela como podía con los avatares locos que me barajaban … los otros?. Siempre fui yo, aunque se que busque que ellos hicieran el trabajo concreto.

Hoy ya no estoy en esa, aunque mi personalidad busque casi por instinto algo con lo cual actuar de sierva.
Pues ahora me pregunto a mi misma porque sigo esperando? Porque continuo sin decir lo que quiero? Porque no me impongo?

Caiga quien caiga debo practicar mi empoderamiento, escuche por ahí. Empoderarme.

Buen objetivo, buen ejercicio.

 

detalle-cienaga-2016-chica

encuentro entre pares… mujeres

Interesante el vuelco y cambio de rumbo… aunque siga siempre en la vida.

Recién me di cuenta cual había sido el problema de mis contracturas… de mis miedos más fuertes.

Si miedos…

Claro me quiero nombrar y seguir siendo la que era… y ya no lo soy.

Ya no me hace falta redefinirme, ya no necesito contar todo aquello que hoy conté a gente que no me conoce… claro quería ponerlos al tanto de mi historia…. De mi papel.

Pero recién veo que no tengo que gastar cantidades ingentes de energía en eso.

Ya soy otra… una mujer abierta consciente y decidiendo momento a momento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Transformación y alquimia cotidiana

Estados de “escorpio”… tiempos oscuros y no tanto…

Aprendí a salir a valorarme…

Los tiempos son geniales, las experiencias me asombran y me siento ciudadana del cosmos.

Me pasan cosas de lo más desopiladas… lo cual me muestra lo lindo que es vivir acá… y ser llevada por la vida.

Fluir, me decía mi psicóloga.

Yo voy por las experiencias que me parecen acertadas y las no tanto.

Los alumnos se fueron y eso me alivia, aparecen muchos ojitos que me miran… a los cuales ni sé quiénes son. Mi alma, mi ser solo sigue y enseña línea, para  los marcianos y muestra como Marte es habitable. Locuras, noticias de las cuales me lleno momento a momento.

Si, mis experiencias de “incide”, de volar con la información, me acompañan.

Es raro vivir acá en Buenos Aires y pensar en ir a Marte, en ser abducida, en pensar los objetos “opars”, en saber que no estamos solos acá. Pienso y escucho información acerca de la percepción y del tiempo, espacio y demás categorías inventadas por la modernidad… recuerdos del moño filosófico que tanto me constituyó.

Y sigo dándome cuenta del verso del tiempo y espacio.

Enterarme que el tiempo en general es solo un producto de la manera holográfica de ver la realidad… y como compatibilizar esto con mis negritos de la villa… de la vida… mi abuelo y mi abuela en esa locura de no hablar y yo pensando las logias masónicas…

La menstruación, la pastilla del día después… el olor fuerte de mujer… la ausencia de otras cosas… las mañanas despertando y sabiendo que no pude descansar… trenes, ´plata…

gustos de arroces diferentes… no pintar… escuchar… y para la vida solo sentir que soy canalizada…

Y claro, a veces me va para la mierda, como este “6° grado… nuevo” donde la villa cala muy hondo.

Mis pensamientos, mis búsquedas me llevan a seguir caminando y sigo y sigo , sin darme cuenta de todo lo palado hasta aquí.

Quizá tenga una vida nueva, ideas nuevas, cariños a rolete para mis hijas… y esto de que lo de antes ni figura.

Las páginas de citas ni aparecen, los hombres solo me son entes estudia-bles, ni entrañables ni acerca-bables.

Es lindo saber que soy libre de muchísimas cosas, de las harinas, de los hombres, de la plata desde hace ya un tiempo, de cualquier cosas que pueda sentirme en necesidad… ésta no existe …

solo está originada por el ego.

Este bicho que me hace surcar los mares es de lo más loco. El ego.

Me ensalza con las virtudes …me duerme en los laureles de ser especial.

Nada de todo esto es real. Solo vivir sin más, amar a mis hijas, acariciar sus caras y sentir sus luces… que más hace falta?

La emoción me atraviesa ya… un poco violentamente si lo sé…

Soy pura vivencia de todo lo que me ocurre.

No sé donde terminaré, ni donde iniciaré… solo seguir pasito a pasito todo este recorrido … bíblico?.

La mujer salida de la costilla parecer ser inacabable.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Premisas verdaderas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por momentos creía que tocaba la Meca… tocar y no solo sentir…

Hoy no es así, si bien no es como antes, ahora me encaminé como se debe,  usando mis herramientas, hoy es un día… raro.

Raro puesto que llueve, suave como claras batidas a nieve, casi no se siente la lluvia, y ni moja.

Raro si, termino mis cuestiones, aparecen otras, todo lo voy intercalando, entendiendo, aceptando.

Igual es raro.

Es como cuando nos vamos a dormir y hay un ruido de fondo, un sentir… una base de extrañeza.

Sé que tiene algo de asombro, de inesperado, mi ser está atento, me dice ciertas cosas que no se.

Me informa… me saca las formas viejas y me susurra verdades, premisas verdaderas… tal como allá en 1994, cuando escuchaba a aquel profesor de lógica… hablaba de la trasmisión de verdad… de las premisas a la conclusión. Que importante es pararse sobre verdades propias, y no sobre premisas que son ajenas, que son síntesis de miedos, o cosas que se escucharon hace mucho…

Entiendo que hablo ya, aquí, a nivel de principios.

Es verdad esencial que para no quedarse con las ganas de vivir, hay que ser y basarse en nuestras “formas” originales.

Cada una de estas “formas” las pienso como principios.

Me gusta hablar de ellos… los busqué tanto!!!

Por allí iba corriendo detrás de lo que parecía serlo… y no… era.

También me importa entender, que cuando no es una premisa verdadera para mi esencia, las consecuencias son inmorales, regla fundamental que Carl Jung me enseño, y a mí me importa tanto!.

No sé porque me es injusto actuar de manera inmoral… conmigo misma.

Solo dejar de convencerme, solo dejar de ser indecorosa conmigo me mostró que puedo ser moralmente madre, mujer, ser.

Igual percibo que en estos procederes estoy… no hay   compañía que comparta este nivel de compromiso.

Hasta ahora solo encuentro fuertes compresas y, por lo tanto,  menosprecio por lo que expreso.

Como dice Eric Corbera “pues me da igual”… sonrisas, silencios, y soltar los comentarios, miradas, resoples de disconformidad… fui como una lectora de señales, indicios, hacia todas las personas que me rodeaban.

Tengo unas percepciones así de sensibles a estas cuestiones, y casi como en reflejo… mi estomago comienza a crujir… no les gusto, no me quieren… muchas palabras para dejar ir y sacudirse como agua de lluvia.

Una cosa es probar, otra es rebeldía…

Si… caminando por La Lucila, dolorida de los pies, con mi cabeza desactivada, mi alma calmada, mi pasado ya callado… si caminando por mis calles, mis bellas calles, habiendo cumplido con lo que parece ser mi dharma…

Caminando, dejándome llevar por la loca de la casa, mi intuición, crucé la calle, arrastraba mi carrito con las compras del super… y me voy a ver botas…

Pasatiempo que ahora me ocupa, cuando no estoy ocupada, es ver que bota me gusta más.

Viene el invierno, me gustan las botas, pero no me puedo decidir por alguna.

Siempre parece ser que hay más lindas.

El año pasado, en abril, el abril terrible que pasé en el 2014, compré unas botas, de marca, que me salieron muy caras, ahora no puedo hacer lo mismo, primero porque me duelen mucho, y otra es que no quiero equivocarme nuevamente.

No. Nada que me lleve a un extremo de sentirme asaltada.

Los tiempos cambian, mi vida se giró como una calesita.

Ya no persigo lo que siempre pensé que era perseguible. Ahora solo camino, atiendo, presto atención a mis hijas, a mis alumnitos.

Veo ojos tan enloquecidos, por madres hambrientas, locas, desmotivadas, violentadas por sus mismas incoherencias. Cuál será mi próximo juego?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA